EL PODER DEL DINERO Y LAS FINANZAS (6). QUIÉN QUIERE SER MILLONARIO

El broker Michael Burry predijo el pinchazo de la burbuja del precio de las viviendas en Estados Unidos ocurrida en 2008, ganó cerca de 100 millones de dólares con ello y es el personaje que inspiró el libro y la película La gran apuesta. Una noticia destaca que Burry ha comprado una gran cantidad de opciones de Tesla, la compañía de Elon Musk. Una opción es un instrumento financiero por el cual se compran y se venden acciones a un precio fijo, cuyo valor no se altera en el futuro. Si dentro de digamos un año, el precio de la opción es más alto que el precio de la acción, su comprador obtiene un rendimiento de la inversión positivo, pero si es más bajo el rendimiento es negativo. Burry claramente está apostando a que el precio de la acción de Tesla está sobrevaluado en el mercado y que cuando caiga apreciablemente el valor de dicha acción él ganará mucho dinero. Se cumpla o no su predicción, reflexiono que esta es una forma como se hacen millonarias algunas personas. Curiosamente, en la página de la noticia se menciona otra dedicada a explicar 20 hábitos que pueden volver a una persona millonaria. No me interesa leerla, pero pienso que más que hábitos ser millonario requiere una condición previa: no haber nacido pobre, al menos no en América Latina. En efecto, según varias investigaciones, un altísimo porcentaje de los pobres latinoamericanos permanecen pobres a lo largo de su vida, si salieron de la pobreza son muy vulnerables a volver a ella y en todo caso casi nunca se convierten en millonarios. Una alternativa para los pobres volverse millonarios también implica una gran apuesta, pero no comprando acciones u opciones, sino billetes de lotería e ignorando por completo que las probabilidades de ganar millones es tan baja que más que suerte ganar se acerca a que ocurra un verdadero milagro.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en EL PODER DEL DINERO Y LAS FINANZAS (6). QUIÉN QUIERE SER MILLONARIO

EL PODER DEL DINERO Y LAS FINANZAS (5): VALOR NOMINAL Y VALOR REAL (y II)

En la entrada anterior explicamos que el dinero tiene un valor nominal y un valor real y que en la diferencia de esos valores media la tasa de inflación. Dicha tasa afecta el poder adquisitivo del dinero. En presencia de inflacion en una economia el valor real del dinero es menor que su valor nominal y dicha diferencia será mayor conforme mas alta sea la tasa de inflación. Este es el caso de economías con tasas de inflación por arriba de un dígito como la de Argentina y el problema es mucho más grave en una economía como la venezolana, que sufre una hiperinflación desde hace tres años, lo cual ha acabado con el poder adquisitivo del bolívar, tanto que este ya no cumple en absoluto la función del dinero de ser reserva de valor. Esto ha significado que los venezolanos busquen preservar el poder adquisitivo de sus ingresos y el valor de sus capitales teniéndolo principalmente en dólares. Además de esta función del dólar como reserva de valor también se ha regularizado en la función de servir de medio de cambio para las transacciones. A este proceso económico se le ha llamado dolarización cuando en realidad no lo es en toda regla, producto de una política económica diseñada con los criterios estándar de una dolarizacion como la que tiene, por ejemplo, Ecuador. El gobierno venezolano sigue empleando su política monetaria de manera autónoma, lo cual se ha traducido en una fuerte expansión de la liquidez, resultado de la emisión de dinero inorgánico, siendo esta la causa fundamental de las altas tasas de inflación y de la aguda depreciación del bolívar observadas en la economía venezolana en los últimos años. Todo un círculo vicioso que se retroalimenta negativamente y ha traído un gran costo social.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en EL PODER DEL DINERO Y LAS FINANZAS (5): VALOR NOMINAL Y VALOR REAL (y II)

EL PODER DEL DINERO Y LAS FINANZAS (4): INGRESO NOMINAL Y REAL (I)

Uno de los fundamentos que se debe aprender en el manejo del dinero y de las finanzas personales y empresariales es saber distinguir entre valores nominales y valores reales. Saber cuál es el verdadero valor de nuestro dinero o el verdadero rendimiento de una inversión es crucial para la correcta toma de decisiones financieras al respecto. En esta entrada y en la próxima hablaremos acerca de esto enfocándonos en el dinero como un ingreso que recibe un agente económico, como puede ser el salario producto de su trabajo, este ingreso tiene un valor nominal: lo que marca el asiento bancario como ingreso en la moneda del país. También tiene un valor real: el valor en poder adquisitivo en la compra de bienes y servicios de ese ingreso. El ingreso nominal y real pueden aumentar o disminuir, la diferencia es que el ingreso nominal aumenta o disminuye por una decisión de la empresa o un decreto gubernamental, mientras que el ingreso real lo hace conforme a la variación de los precios de los bienes y servicios en un periodo determinado, es decir, la tasa de inflación. El ingreso real es el ingreso nominal deflactado por o descontado de la tasa de inflación del periodo. Supongamos que un trabajador gana 600.000 pesos mensuales, al final del mes recibe en su cuenta bancaria esa cantidad, su ingreso nominal. Pero si la tasa de inflación del mes en el país fue de 5%, su ingreso real es 571.429 pesos. Esto representa una pérdida de poder adquisitivo, pues sus 600.00 pesos ahora solo compran bienes y servicios equivalentes a 571.429 pesos. Dicho de otra forma, ahora necesita un ingreso nominal de 630.000 pesos para preservar su poder adquisitivo. Continuará.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados en EL PODER DEL DINERO Y LAS FINANZAS (4): INGRESO NOMINAL Y REAL (I)